Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
Las Damas de Blanco en AmnestyPress, Organo Oficial de la Seccion Sueca de Amnistia Internacional | Damas de Blanco
Ladies in White

Las en AmnestyPress, Órgano Oficial de la Sección Sueca
de Amnistía Internacional
2006-09-28
Maria Petterson

Nota introductoria: AmnestyPress es el órgano de prensa oficial de la
Sección Sueca de Amnistía Internacional. En su más reciente edición, (No
3, Septiembre de 2006), la periodista Maria Petterson ha publicado un
extenso reportaje sobre el quehacer de Las Damas de Blanco al interior
de Cuba. Dicho reportaje toma las dos hojas centrales de la revista (pp.
16 y 17) y viene acompañado, entre otras imágenes, de una ubicada al
medio donde se observan a Las Damas de Blanco marchando por la 5ta.
Avenida habanera.

Al cabo de la crónica, sigue un cuadro informativo sobre la posición de
Amnistía Internacional en materia de asuntos cubanos escrito por Ulf B
Andersson, editor de AmnestyPress. Dada la relevancia de estos
artículos, Misceláneas de Cuba pone a disposición de sus lectores la
traducción literal de los mismos. Para ver la versión en sueco de dichos
escritos y las imágnes que le acompañaban presionar aquí.

*********

Las Damas de Blanco Retan al Régimen en Cuba

Por Maria Petterson

Todos los domingos, un grupo de mujeres se reúne en La Habana para
demandar la de sus esposos encarcelados. Es evidente que el
régimen se siente amenazado por Las Damas de Blanco. Maria Petterson fue
llevada a interrogatorio policial luego de haber entrevistado a alguna
de las mujeres. De encontrarse nuevamente con el grupo, sería expulsada
de Cuba.

– Cuando mi esposo fue condenado a 20 años de cárcel, comprendí que
estaba obligada a hacer algo. Eso afirma Laura Pollán Toledo, una de las
fundadoras de Las Damas de Blanco. Ella era maestra y a diferencia de su
marido nunca antes se había involucrado en política. – Pero si yo que
soy su esposa no lucho por él, ¿quién lo hará entonces?

En marzo del 2003, el régimen cubano arremetió contra la oposición. En
el curso de un par de días, 75 personas fueron encarceladas. Muchos eran
periodistas independientes o líderes de partidos de la oposición. Por su
crítica abierta al régimen fueron condenados a largas sentencias de prisión.

– Yo me puse tan indignada como triste, cuenta Julia Núnez, cuyo esposo
fue condenado a 15 años de cárcel.

Las esposas de los encarcelados empezaron a llamar a sus amigas para
contar lo que había sucedido. De esa manera pudieron conocer que muchos
habían sido afectados. Una cadena telefónica echó andar y rápidamente se
había creado un grupo de mujeres que sentían que “tenían que hacer algo”.

Ellas habían escuchado que la Iglesia Santa Rita en La Habana es la
“protectora de los causas imposibles” y por ello decidieron encontrarse
allí de vestuario blanco como símbolo de la inocencia de sus esposos.
Después de la misa, marcharon en una demostración silenciosa a lo largo
de la avenida a las afueras de la iglesia.

– Yo era ama de casa y nunca me había involucrado en política, pero no
dudé nunca en ir a la iglesia, cuenta Julia. Era lo único que podía
hacer para protestar contra la injusticia que había afectado a mi esposo.

Después de este primer domingo hace tres años atrás, Las Damas de Blanco
han protestado cada domingo. Hoy el movimiento ha crecido a más de 50
mujeres. La mayoría se han conocido cuando han visitado a sus esposos en
las cárceles alrededor del país. El régimen había ubicado a los
prisioneros políticos lejos de sus familias, lo que trajo consigo que
las mujeres tuvieran que viajar a lo largo de todo el país para visitarlos.

– El régimen contaba con dificultar el contacto entre nosotras, las
mujeres, y nuestros esposos, dice Laura. Pero en lugar de ello el
resultado fue que nosotras durante las visitas a las cárceles conocimos
a las esposas de los prisioneros políticos que provenían de otras partes
del país.

Las Damas de Blanco son hoy uno de los movimientos pro
más importante de Cuba. Luego del zarpazo del régimen contra la
oposición, pocos se atreven a protestar abiertamente. Las Damas de
Blanco son la excepción. Ellas han realizado una marcha de protesta al
Parlamento cubano, donde entregaron una carta demandando que los
prisioneros políticos sean liberados. Durante la manifestación gritaban
“¡Libertad para los prisioneros políticos!” y repartían volantes. – Eso
impresionó mucho a las personas alrededor nuestro, dice Laura. Era la
primera vez que la gente común veía que alguien protestara contra Castro
en medio de la calle.

Es evidente que el régimen cubano considera a Las Damas de Blanco una
amenaza. Las mujeres con las que me he encontrado han sido todas
maltratadas de diferentes maneras. Laura ha recibido un sinnúmero de
visitas de la Seguridad del Estado. Al principio, le prometieron que su
esposo sería liberado si ella “cooperaba”. Cuando se negó, la dirección
del penal decidió repentinamente que ella sólo podía llamar a su esposo
los domingos entre las 10.00 y las 12.00, esto es, la misma hora en que
Las Damas de Blanco realizan sus manifestaciones.

– Luego trasladaron a mi esposo a una prisión de alta seguridad siendo
encerrado en una celda de castigo, cuenta Laura. En una ocasión le
quitaron la ropa y lo obligaron a estar parado o sentado en un piso por
15 horas. Cuando quería acostarse, lo levantaban. Mi esposo tenía
entonces 62 años. Yo pude conocer de eso gracia a que el sacó
clandestinamente una pequeña nota con ayuda de un carcelero.

A Miriam Leiva, de La Habana, se le ha prohibido ir a la iglesia. Clara
Lourdes Prieto Llorente, que vive en la Isla de la Juventud, perdió su
trabajo cuando se incorporó a Las Damas de Blanco. – Ellos me dijeron
que yo no cumplía con las exigencias de idoneidad puesto que participaba
en las marchas de protesta, cuenta Clara. Ella dice que ha sido varias
veces obstaculizada por la policía cuando ha querido viajar a La Habana
para protestar.

– Una vez decidí entonces realizar una celebración en casa. Entonces se
desapareció repentinamente la electricidad y tres días más tarde mi
hermano fue golpeado en la cárcel. Yo me siento perseguida, pero trato
de deshacerme de ellos. Esta vez viajé varios días antes para que ellos
no sospecharan que iba a manifestarme.

Las mujeres de provincia se ven más perjudicadas que las de La Habana.
Hay varios testimonios de mujeres que han sido sacadas a empujones de
los ómnibus, o de que sus casas han sido rodeadas por las masas. María
de la Caridad Noa González, de Santa Clara, logró venir a La Habana esta
vez gracias a que fingió irse a un paseo en bicicleta y luego montó a un
ómnibus cuando llegó a una estación alejada de su hogar. -En otras
ocasiones, el populacho me ha obligado a permanecer dentro de mi casa,
cuenta ella.

Las Damas de Blanco también han sido atacadas fuera de la iglesia, en
medio de una manifestación. –De repente fuimos rodeados por 200 mujeres
que nos halaron los pelos y nos pisotearon, recuerda Laura. Se sentía
bastan amenazante puesto que éramos solamente unas 30 mujeres. Querían
asustarnos y silenciarnos, pero no lo alcanzaron. Al otro domingo,
éramos 40 mujeres.

– Claro que tenemos miedo, dice Laura. Pero el amor a nuestros esposos
es mayor. Hay riesgo de que el régimen nos encarcele, mas no creo que
esté en los intereses del régimen apresar a mujeres que caminan a lo
largo de la iglesia vestidas de blanco.

El esposo de Miriam ha sido liberado por motivos de . Durante el
verano del 2006, ha sido contactado e informado que ya está
suficientemente saludable para ser nuevamente encarcelado, pero el
régimen todavía no ha realizado su amenaza. Miriam no tiene la menor
intención de dejar de protestar por los prisioneros políticos aún
encarcelados. – Lucharemos hasta que el último prisionero quede en
libertad, dice.

Hoy Las Damas de Blanco han recibido reconocimiento internacional por su
lucha. En diciembre del 2004, les fue otorgado el Premio Sájarov, un
premio que concede el Parlamento de la Unión Europea por la lucha pro
democracia, derechos humanos y libertad de prensa. Ninguna de las
mujeres invitadas recibió el permiso de salida para recoger el premio.

– Yo creo que hoy nosotras hacemos un aporte importante. A través de
nuestras manifestaciones, los cubanos tienen conocimiento de que hay
personas encarceladas en Cuba a pesar de ser totalmente inocentes.
Además, ven que es posible protestar contra el régimen cubano. Cuando
ocurra algo injusto contra ellos, posiblemente se atrevan a protestar.
Yo veo esto como que estamos preparando el camino.

**********

Amnistía Internacional y Cuba

Por Ulf B Andersson

Amnistía Internacional considera a las 75 personas encarceladas en marzo
del 2003 prisioneros de conciencia. 15 de ellas han sido liberadas, en
la mayoría de los casos condicionalmente por motivos de salud.

En marzo del 2006, Amnistía Internacional calculó que había 72 personas
en cárceles cubanas que eran prisioneros de conciencia. En aquella
ocasión, Amnistía Internacional también expresó preocupación por el
hecho de que el número de ataques violentos contra los opositores había
aumentado. Se trata de partidarios del régimen, frecuentemente en
colaboración con las fuerzas de seguridad, que se reúnen al frente de
los domicilios de los disidentes.

Amnistía Internacional es también crítica contra el unilateral
de EE.UU. contra Cuba, que durante muchos años ha sido criticado por una
aplastante mayoría de la Asamblea General de la ONU. Amnistía
Internacional exige que el embargo sea levantado inmediatamente.

Lea más sobre Amnistía Internacional y Cuba en:

http://web.amnesty.org/library/eng-cub/index

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=7109

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2006
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Recent Posts

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_search() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_where() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_fields() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298

Warning: Parameter 2 to SyndicationDataQueries::posts_request() expected to be a reference, value given in /home/www/damasdeblanco.impela.net/wp-includes/class-wp-hook.php on line 298
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives