Ladies in White

Vilezas que no deben ser pasadas por alto
abril 20, 2016 4:04 pm por Juan Gonzalez Febles

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Existen serias aprensiones sobre
la prognosis que pudiera derivarse del golpe en la cabeza que un sicario
de la policía Seguridad del Estado (DSE) le infirió a Berta Soler, líder
y representante del Movimiento Damas de Blanco el pasado domingo 17 de
abril.
Tan lamentables episodio tuvo lugar, quizás para celebrar en el espíritu
y aliento del gobernante y único Partido Comunista, su congreso en
celebración. Así, de forma paralela, corría la vileza que promovió y
promueve este partido. Mientras sus más representativos figurones,
afirmaron el inmovilismo y la opresión en su permanencia y continuidad
contra el pueblo de Cuba.

Se estableció contacto con la líder del Movimiento Damas de Blanco,
Berta Soler Fernández y en una breve conversación sostenida con ella, en
la sede habanera de este movimiento, se obtuvieron detalles que deben
ser compartidos con la opinión pública nacional e internacional.

Juan González Febles: La opinión pública dentro y fuera de Cuba está
sensiblemente preocupada por el golpe en la cabeza que recibiste
inferido por un sicario de la policía Seguridad del Estado, el pasado
domingo 17 de abril. Muy breve por favor, ¿cómo fue?
Berta Soler Fernández: Realmente, me resulta difícil organizarte la
respuesta. Fue cuando salimos nueve activistas, entre ellos dos hombres.
Éramos siete Damas de Blanco, que salimos con dos activistas hombres
para ejercer nuestras libertades de movimiento, de expresión, de
manifestación no violenta. A lo largo ya de tres domingos, nos impiden
el ejercicio de estos derechos, son tres domingos consecutivos que nos
impiden asistir a la misa y al Parque Gandhi.
La Seguridad del Estado (DSE) estaba apostada desde las 5PM del sábado
16 de abril en las inmediaciones y accesos de nuestra sede. El domingo
cuando nos aprestamos a salir en horas de la mañana, primeramente
aparecieron las turbas, solo que antes se lanzaron los agentes de la
Seguridad del Estado para caer sobre los activistas hombres, para
neutralizarlos e impedir con mejores condiciones la salida de las
mujeres. Lo hicieron con una brutalidad tremenda. Cuando estoy cerca del
agente DSE que se hace llamar ‘Luisito’, de quien se dice es uno de los
“jefes” de la Sección 21, pero que se llama en realidad Ariel Arnao
Grillé, dos de sus hombres que permanecían a su lado se enciman sobre
mí. Uno hala con violencia mi mano, la suelta y desequilibrada caigo de
espaldas. Me golpeo con fuerza contra el pavimento en la parte posterior
de la cabeza, me quedé aturdida. Me dijeron las hermanas que los labios
me temblaban.

JGF: Pero, ¿ninguno entre ellos se adelantó a prestar alguna asistencia?
BSF: Me dejaron así, tendida en el piso algunos minutos. Luego me
levantaron y me llevaron así a rastras hasta el extremo de la cuadra y
me regresan porque no sabían en que carro me iban a transportar. Me
montan al fin en un carro Geely de fabricación china, color mostaza,
casi frente a la sede otra vez. Así me transportan hasta la unidad de la
Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de Alamar. En este automóvil y
mientras me transportaban, el dolor de cabeza fue tan fuerte que no
logré detener las lágrimas.

JGF: ¿Cómo la pasaste, cómo te fue en la unidad PNR de Alamar y hasta
cuándo estuviste allí?
BSF: Al llegar, quise recostarme en el piso. El dolor era tan fuerte que
no podía hacerlo y así estuve hasta las 10PM en que fui puesta en
libertad. Me dirigí hasta el policlínico de la zona 15 de Alamar, que es
donde vivo. El médico me revisó auxiliado con una linterna. Preguntó si
padecía de glaucoma y me recetó un coctel inyectable para paliar el
dolor y que lograra descansar.

JGF: ¿Lo dejaste así y nada más?
BSF: No al otro día (18 de abril) fui al Hospital Calixto García y allí,
me tomaron placas, hicieron radiografías, me dijeron que no hay
fractura. Además prescribieron reposo y medicamentos. Aunque no creo que
la placa radiográfica aporte el diagnóstico final. Un TAC (tomografía
axial computarizada) podría decir algo más, porque el golpe fue muy
fuerte. Esto que pasó conmigo, puede pasar con cualquiera de nosotros
que actuamos en forma no violenta en defensa y afirmación de nuestro
derecho, pero también con nuestros represores debido al ambiente y la
atmósfera de violencia que crean. Cualquiera puede perder la vida, esto
debe ser tomado en cuenta por quienes han creado esta situación.
JGF: ¡Muchas gracias!

A modo de colofón, debe dejarse establecido el patrón escatológico de
esta brutalidad cada vez más sucia.

En Cuba las auto-tituladas fuerzas del orden, pinchan y muerden. El
único lugar del orbe que policías uniformados muerden a manifestantes es
este. El único espacio en que desde una supuesta legalidad, la fuerza
pública pincha y muerde a disidentes y objetores de conciencia es Cuba.

Algunos observadores y profesionales médicos consultados para la
realización de este trabajo y que por razones más que obvias prefirieron
permanecer anónimos, han expuesto que morder y pinchar puede ser parte
de un plan a partir del cual se cree un patrón de mordidas y pinchazos
sin consecuencias. Entonces, en casos puntuales, una vez que no ha
sucedido algo antes que pudiera ser detectado en pinchados o mordidos
asistidos y revisados en centros asistenciales fuera de Cuba, usar esta
herramienta en algún caso y entonces, inocular o contagiar al objetivo
elegido con un virus de ‘etiología desconocida’ como sucedió con la Dama
de Cuba, la inolvidable y siempre presente Laura Inés Pollán Toledo.
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Vilezas que no deben ser pasadas por alto | Primavera Digital –
primaveradigital.net/vilezas-que-no-deben-ser-pasadas-por-alto/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
April 2016
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives