Ladies in White

Una misa prohibida al comienzo del nuevo año
[07-01-2016 22:44:00]
Enrique Díaz Rodríguez

(www.miscelaneasdecuba.net).- Eran las seis de la mañana del primero de
enero cuando me avisaban por teléfono que el gobierno de Raúl Castro
había montado fuertes operativos policiales sobre las viviendas de un
sinnúmero de Damas de Blanco y activistas de derechos humanos.
Era viernes y no tenía conocimiento de evento político alguno, como no
fuese el 57 aniversario del triunfo de la Revolución Cubana y de la
primera misa del año próxima a celebrarse en la Catedral de la Habana, y
obviamente esta última era una celebración religiosa.

Realicé algunas llamadas telefónicas para informarme con exactitud sobre
lo que estaba pasando.

Establecí comunicación con Berta Soler, para que en su condición de
representante de las Damas de Blanco, emitiera una valoración exacta de
lo que estaba ocurriendo con el movimiento.

Soler me comunicó, antes de ser arrestada, que fuerzas de la Seguridad
de Estado y la Policía Nacional Revolucionaria, habían arremetido contra
las Damas de Blanco y la oposición en general para impedir que
participasen de la misa en la catedral habanera.

El año nuevo comenzaba mal para Cuba en materia de libertades.

Continúe indagando, pero esta vez hablé con Lazara Barbará Sendiña
Recalde, ejecutiva de las Damas de Blanco y directiva del movimiento
opositor Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo.

Barbará me dejaba saber que tanto ella, como la gran mayoría de los
miembros de esa organización, enfrentaban sendos operativos policiales a
las puertas del hogar.

Durante el transcurso del día, se conocía sobre el descomunal ejercicio
de poder efectuado por el régimen cubano en las afueras de la Catedral
de la Virgen María de la Concepción Inmaculada de la Habana, para
impedir que hombres y mujeres pacíficos profesaran su fe.

Los arbitrarios arrestos efectuados contra la totalidad de las Damas de
Blanco, periodistas independientes, activistas e integrantes de la
sociedad civil que arribaron a la catedral, dieron al traste con los
festejos de la apuntalada revolución castrista.

La policía política esgrimió irrisorios argumentos para justificar lo
que sucedía.

Que si Raúl Castro asistiría a un evento cultural en el teatro nacional,
que si el expreso político Ángel Moya tenía planificada una marcha o,
que simplemente se había acabado en el nuevo año el relajo de las Damas
de Blanco.

Lamentablemente, en el nuevo año ha quedado demostrada una vez más, que
Cuba sigue igual en materia de Derechos Humanos, aunque se hayan
restablecido las relaciones diplomáticas con el otrora enemigo del norte.

Con tales actos arbitrarios, quedó empañada la paz que hubiese debido
reinar en ese santo día.

“Denle a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar”, dictó
Cristo.

Al parecer en la cúpula gubernamental cubana el diablo obra a
complacencia divulgando su propia máxima, para nada divina:

“Al Cesar lo que es del Cesar, sin importar para nada Dios”.

Source: Una misa prohibida al comienzo del nuevo año – Misceláneas de
Cuba –
www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/568edc203a682e0ad0585453#.Vo_J1hUrLjY

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2016
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives