Ladies in White

Diferentes, pero iguales
¿Les habrán preguntado a los testigos de Jehová?
Félix Luis Viera, México DF | 19/09/2015 8:59 am

Una de las “virtudes” más encomiables de los castristas —y creo que de
todo comunista en el poder— es dar la sensación de que dialogan con sus
contrapartes. Luego, ya lo sabemos, se olvidan de lo que dijeron —de lo
que dijeron para el bien del otro— y, si acaso escucharon alguna opinión
que no esté dentro de su cauce ideológico, pues sí, han puesto mucha,
muchísima atención en ese momento, pero posteriormente le aplican la
sordera patria.
Digo la sordera patria porque el castrismo es sinónimo de patria,
bandera, escudo, historia, etcétera.
En una nota del periódico oficialista Granma—como toda la prensa que se
publica en Cuba, pagado por el gobierno— del pasado 14 de septiembre, se
avisa:
“Sostiene Díaz–Canel diálogo con representantes religiosos y de
asociaciones fraternales de Cuba”.
“El primer vicepresidente cubano que (sic) el intercambio for­ma parte
de un estilo de trabajo entre todas las religiones y la máxima dirección
del país”.
Aquí el primer problema que veo es que a la reportera se le fue un
detalle que considero muy importante: afirma en el título: “Diálogo”,
pero no incluye en su texto “lo que dijo el otro”. ¿O es que de “casi un
centenar de representantes de diferentes instituciones religiosas y de
asociaciones fraternales”, ninguno habló.
Probablemente alguno dijo algo. Al menos bostezó, pero a la reportera se
le escapó este detalle.
Pero bueno, en verdad, pudo ser que los asistentes, individualmente,
nada dijeran. Podría ser…, sí…, porque, oh…, en la foto que ilustra el
texto se ve a la mayoría de las señoras y señores presentes como
aburridos más bien, como escuchas pasivos más bien. ¿Será?
Bueno, lo antes dicho no es exacto. No es exacto. Lo real es que sí se
expresaron los representantes de las religiones convocados y los líderes
de asociaciones fraternales. Parece que algo dijeron. Solo sucede que la
reportera, talento mediante, lo metió todo en un solo tiro: “En ese
sentido (la atención y el recibimiento al Papa argentino), los líderes
religiosos y fraternales destacaron que el Sumo Pontífice será recibido
por ellos, así como por todo el pueblo cubano, con el respeto que merece.”
O sea, según la nota del Granma, todos dijeron esto mismo, sin
excepción. Todos de acuerdo. De un solo planazo.
Y aun saben que igual hará “todo el pueblo cubano”.
¿Les habrán preguntado a los testigos de Jehová?
Quién sabe.
Nos recuerda la nota en cuestión que este diálogo del Primer
Vicepresidente con los invitados referidos, “constituyó (sic)
continuidad a los diálogos sostenidos desde hace poco más de 30 años,
desde la primera reunión entre el Comandante en Jefe Fidel Castro y
líderes del Consejo Ecu­ménico de Cuba”.
Está duro eso. ¿Una “continuidad”?
Yo no me acuerdo de los distintos eslabones de esa “continuidad”. Pero
bueno…, podemos tomar por continuo, tal vez, algo de determinado género
que se lleva a cabo de lustro en lustro, o más, o poco menos.
Bien…, el asunto es que el primer Papa latinoamericano se acerca a la
Isla. Y para que dar vueltas al tema, hay que meter por el aro a este
casi centenar de muchachos representantes de diversas religiones y
“asociaciones fraternales”.
Si no, miren:
“El primer vicepresidente cubano se refirió al trabajo que pueden
realizar (los asistentes) —desde la diversidad religiosa y basados en el
respeto mutuo— por el fortalecimiento de los valores y la unidad de la
Patria, y las oportunidades de inserción social con que cuentan, entre
ellas las de los proyectos comunitarios”.
¿Ya no les decía yo?: la unidad de la “Patria”. La patria es de ellos,
ellos la evocan, invocan y saben cómo unirla. La patria no es, como dijo
el Maestro, “de todos”. Fuera de ella quedan, por ejemplo, el medio
centenar de Damas de Blanco detenidas de manera violenta el pasado
domingo, para ir “limpiando el ambiente” ante la visita del poco
ortodoxo Papa Francisco.
Por otra parte, nos hace saber la información que nos ocupa:
“Asimismo, comentó (Díaz-Canel) que el Encuentro Internacional por el
Diálogo Interreligioso, y la Paz Mundial, que será celebrado en octubre
de este año, puede coadyuvar a la consolidación de la unidad dentro de
esa diversidad”.
Agárrenme esa ballena por el chorrito: “La unidad dentro de la diversidad”.
Somos distintos, pero iguales, porque estamos unidos.
Podría ser cierto. Siempre que la “unidad” resulte, para el castrismo,
lo mismo que la Mesa Redonda que se transmite por la televisión cubana:
la única en el mundo donde todo el mundo piensa igual. “La mesa
inmetible”, como la han bautizado los cubanos de la Isla.
Asimismo, Díaz-Canel les dio a los asistentes una información muy
importante:
“En tanto, recibieron una actualización sobre el envejecimiento
poblacional en el país —preocupación reiterada en varias de sus
reuniones—, las acciones que se prevén para enfrentarlo, y expresaron
(los asistentes) su disposición de trabajar en el servicio a su pueblo,
que es, en definitiva, la esencia de las distintas religiones y
fraternidades”.
Bueno… y eso que los condones escasean…
Pero lo que ocurre, además, es de todos sabido, que escasean la leche,
la comida, la ropa para los bebés, para los niños y para todo el que no
reciba ayuda de allende los mares; es decir, la inmensa mayoría.
Y así es mejor ni tener hijos.
Y otro asunto que escasea mucho en la Isla, como me decía una amiga
recientemente en un correo electrónico, son “las ganas de vivir”. Su
mensaje comenzaba así: “Hermanito, esto aquí no es pa’ gente, es pa’
titanes”.
Ya ven. Así van las cosas.

Source: Diferentes, pero iguales – Artículos – Opinión – Cuba Encuentro

http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/diferentes-pero-iguales-323669

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
September 2015
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives