Ladies in White

Autoridad y poder
febrero 11, 2015 11:57 am·

Cuba Actualidad, Plaza, La Habana (PD) La Iglesia Católica reparte de
forma gratuita entre los asistentes a misa la publicación dominical
“Vida Cristiana”. Es una hoja que contiene temas religiosos, noticias y
comentarios generales breves sobre la iglesia, además de asuntos de
índole social, que sirven para la deliberación por su importancia en la
vida actual de nuestro pueblo.

En el número 2619, del pasado primero de febrero, apareció “Hablaba como
quien tiene autoridad”, donde se hace referencia al evangelio de Marcos
al señalar: “recoge la impresión que causaba Jesús por su manera de
enseñar… con diferencia de los maestros de la Ley”.

El asunto es de actualidad en el mundo de hoy.

El texto contiene dos interrogantes que merecen una atención especial y
serán el punto de partida de este análisis: ¿Qué significa hablar con
autoridad? ¿Qué es lo que confiere a una persona autoridad?

Ambas preguntas pueden examinarse por separado aunque tengan una
relación estrecha.

La palabra “autoridad” significa: “Poder que gobierna o ejerce el mando,
de hecho o de derecho. / Potestad, facultad, legitimidad. / Prestigio
que se reconoce a una persona o institución por su legitimidad o por su
calidad y competencia en alguna materia. / Persona que posee o ejerce
cualquier clase de autoridad”.

“Poder” tiene dos acepciones en el diccionario “Encarta”. Tomaré de sus
fichas las enunciaciones más relevantes. Una dice: “Dominio, imperio,
facultad o jurisdicción que alguien tiene para mandar y ejecutar algo. /
Gobierno de un país. / Acto o instrumento en que consta la facultad que
alguien da a otra persona para que en lugar suyo y representándole pueda
ejecutar algo”. Y la otra: “Tener expedita la facultad o potencia de
hacer algo. / Tener facilidad, tiempo o lugar de hacer algo. / Tener más
fuerza que alguien, vencerlo luchando cuerpo a cuerpo. / Ser más fuerte
que alguien, ser capaz de vencerle”.

Me he extendido en definir cada término, porque como vemos, su
interpretación guarda una relación directa con el uso que se de a estas
voces dentro de un contexto determinado.

Comenzaré por la expresión “autoridad” y responderé a las preguntas
antes hechas al aplicarlas a nuestro medio.

La autoridad en Cuba es centralizada por un partido único, que más que
gobernar, manda de forma autoritaria de hecho y con el derecho que se
atribuye.

Se le brinda respeto a una persona o institución porque se lo ha ganado,
bien por aquello que dice, o por llevar a la práctica sus palabras, algo
que no sucede en Cuba.

El poder en Cuba es omnímodo, pues el control de la mayoría de los
bienes materiales y legales se halla en manos del Estado totalitario. El
control férreo de la economía genera el control del poder espiritual de
cada ciudadano, que ve limitadas sus posibilidades de actuación por la
falta de derechos democráticos.

Poder también es sinónimo de fuerza, la cual se aplica entre otros casos
a los que disienten del gobierno. Tenemos el caso de las Damas de Blanco
y los opositores que manifiestan su descontento con el régimen de manera
pacífica pero pública, lo cual los hace blancos de la policía, Seguridad
del Estado y las Brigadas de Respuestas Rápida, que de forma violenta
los reprimen, los golpean y detienen por sus actuaciones.

Tanto la autoridad como el poder se ganan por el prestigio de quienes lo
ejerzan, no por el autoritarismo y la imposición de los que mandan.

Si se plantea oficialmente que “hay que cambiar todo lo que deba ser
cambiado”, estas cosas tienen que estar presentes también en las
transformaciones.

Para Cuba Actualidad. jorgelibrero2012@gmail.com

Source: Autoridad y poder | Primavera Digital –
http://primaveradigital.net/autoridad-y-poder/

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
February 2015
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives