Ladies in White

El castrismo cierra el puño
50 disidentes detenidos en la primera prueba de ‘apertura’ tras el
deshielo con EEUU
Las tímidas reformas económicas se topan con un control férreo a la
libertad de conciencia
RUI FERREIRA Especial para EL MUNDO Miami Actualizado: 03/01/2015 04:08
horas

El régimen cubano ha celebrado su 56º aniversario con un contundente
golpe de fuerza contra la oposición interna, apenas dos semanas después
del anuncio de deshielo con EEUU. Una muestra de que, pese a querer
llevarse mejor con su eterno adversario, La Habana no tiene intención de
abdicar de su política de mano dura ni de mantener el control absoluto
del país, a la vez que explora una tenue -o indecisa- versión, a la
caribeña, del modelo chino.

El presidente Raúl Castro ya lo advirtió cuando desveló el acuerdo con
EEUU el 17 de diciembre: “Que nadie piense que vamos a abdicar de los
principios de la Revolución”. Y si había alguna duda sobre sus
intenciones, se desvanecieron este fin de año cuando, en menos de 48
horas, el régimen arrestó a unas 50 personas que pretendían reunirse en
la emblemática Plaza de la Revolución, según confirmó Elizardo Sánchez
Santa Cruz, presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos
y Reconciliación Nacional.

Un acto cultural prohibido

Los detenidos pretendían participar en una ‘performance’ de la artista
cubana Tania Bruguera -residente en los últimos años en Nueva York-. La
represión era previsible. La Plaza de la Revolución, escenario de los
grandes discursos de Fidel Castro, es un símbolo del sistema y su
ocupación por la oposición es vista como una especie de profanación.

Aun así, los rostros más reconocidos de la oposición aceptaron el reto.
Pero no alcanzaron ni a salir de sus casas. Reynaldo Escobar, esposo de
la bloguera Yoani Sánchez; el organizador de Estado de Sats, Antonio
Rodiles; el ex estudiante Eliécer Ávila; periodistas del portal digital
14ymedio, dirigido por Sánchez; activistas de las Damas de Blanco;
escritores y periodistas independientes… no alcanzaron ni a poner un
pie en la calle. Incluyendo Bruguera, arrestada en la casa que fuera de
su padre, uno de los más importantes diplomáticos de la Revolución.

Los activistas más conocidos y la artista fueron liberados en cuestión
de horas, pero volvieron a ser detenidos de nuevo cuando se presentaron
ayer ante una comisaría para exigir la liberación de los demás. Y esta
vez el asunto es más serio: a Bruguera y Rodiles, el Gobierno les ha
confiscado el pasaporte, prohibido salir del país y les ha informado que
van a ser llevados a los tribunales por “desorden público”.

Bruguera, que lleva tres detenciones en menos de cuatro días, declaró
tras ser liberada por segunda vez el jueves que si la isla comunista
quiere abrirse a su vecino del norte y al mundo, “tiene que hacer muchos
cambios; no puede ocupar todos los espacios públicos”, según Efe.

Reformas inspiradas en Pekín

Cuando ascendió al poder en 2008, muchos pensaron que Raúl Castro iba a
seguir el modelo de reformas de China, un país que ha visitado en varias
ocasiones y al que ha enviado especialistas para estudiar cómo mantiene
el poder político totalitario al tiempo que procede a una apertura
económica. Sin embargo, las tenues reformas económicas aún no han
cuajado en la isla y la incipiente clase empresarial privada cubana
lucha tenazmente contra una burocracia que se resiste a despertar o
aceptar una evolución. “La burocracia es el gran problema de Raúl.
Muchos tienen miedo de las consecuencias y otros no se atreven. Raúl no
ha logrado acabar con el temor de su propia gente”, asegura a EL MUNDO
el analista cubanoamericano Alejandro Armengol.

China es, junto a Venezuela y Brasil, el principal socio comercial de
Cuba. El país asiático ha proveído la infraestructura principal del
Puerto de Mariel, una bahía al oeste de La Habana, donde el Gobierno ha
depositado sus grandes esperanzas de apertura al mundo. Incluyendo
Estados Unidos. Tanto es así que hace casi un año el buque chino que ha
llevado a Cuba las gigantescas grúas portacontenedores para el puerto de
Mariel, tras dejar la carga puso rumbo al puerto de Miami, donde
descargó otras grúas del mismo modelo. Washington concedió un permiso
especial, porque el embargo comercial aún prohíbe las rutas marítimas
directas, quizá encandilado por las luces que La Habana ha emitido
coqueteando con el capital extranjero.

Cuba no es China

Pero Cuba todavía no es China. Posiblemente porque carece de cierto
refinamiento, como apunta Armengol, poniendo como ejemplo la represión a
la oposición en este inicio de año. “Si es cierto que el futuro de Cuba
pasa por una imitación de China y Vietnam, la Plaza de la Revolución
será entonces ‘una Tiananmen tropical’. Una Tiananmen como la actual en
China, pero sin sangre que recordar”, enfatiza el analista.

Armengol cree que nada cambiará en la isla mientras se mantenga la misma
generación en el poder. “Es una represión que no se detiene, aunque
ahora prefiere lo momentáneo y pausado cuando es posible. Al impedir que
la artista Tania Bruguera realizara una ‘performance’ en el lugar,
simplemente se reafirmó una tradición que comenzó hace 56 años un
primero de enero”.

Source: El castrismo cierra el puño | Cuba | EL MUNDO –
http://www.elmundo.es/internacional/2015/01/03/54a6f735ca4741ad558b4585.html

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2015
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives