Ladies in White

DERECHOS HUMANOS

Un retrato de los ‘actos de repudio’
AZUCENA PLASENCIA | La Habana | 27 Feb 2014 – 9:46 am.

El documental ‘Gusano’, realizado por el equipo de Estado de SATS,
circula de mano en mano por las calles del país.

Acto de repudio contra las Damas de Blanco. En la imagen, la activista
Berta Soler ante un castrista.
En los enrarecidos tiempos que corren, resulta fácil perder de vista la
fe en las libertades cívicas e individuales, no darnos cuenta de que
somos parte de todo lo que acontece en el país: de lo bueno, de lo malo
y de los matices intermedios.

Mientras en el circuito de salas de estreno del país el largometraje
Conducta, de Ernesto Daranas, sigue abarrotando funciones y conmoviendo
mentes, el audiovisual Gusano, situado en esa línea imprecisa entre el
reportaje de ocasión y el documental, circula solapadamente en memorias
flash y funcionales DVD, estremeciendo conciencias, emplazando al Terror.

Amargo, de tal intensidad intimidante que nos afecta casi físicamente.
Tétrico en la visible hostilidad, agresividad y violencia de los
llamados “mítines” o “actos de repudio” ejercidos sistemáticamente
durante más de medio siglo contra quienes piensan diferente o tienen la
peligrosa costumbre de decir lo que piensan. Gusano, realizado por el
equipo de Estado de SATS, refleja lo acontecido en el I Encuentro
Internacional sobre Derechos Humanos, convocado por este proyecto de
arte y pensamiento, dirigido por Antonio G. Rodiles, los días 10 y 11 de
diciembre de 2013.

A la guerra…

Con distancia de observador, sin perder la fuerza del implicado, el
filme descansa tanto en la cruda visualidad de los actos de repudio
—mucha cámara en mano?, como en sobrias pero contundentes entrevistas a
personalidades como el poeta insiliado Rafael Alcides; el artista
plástico, ilustrador y diseñador Luis Trápaga; la bloguera Regina
Coyula; Fernando Dámaso, militar retirado; Rebeca Monzó, artista; y a
activistas menos conocidos como Ailer González, directora artística de
SATS; Camilo Ernesto Olivera, periodista independiente, del equipo de
SATS; Lia Villares, escritora, artista visual, del equipo de SATS; Gorki
Águila, rockero, de la popular Porno Para Ricardo; Ada María López,
activista; Pablo Morales, activista de Hablemos Press; Luzbely Escobar,
fotobloguera; Claudio Fuentes, fotógrafo, editor del documental;
Walfrido López, bloguero, informático; Kizzy Macías, de OmniZonaFranca,
editora del equipo de SATS; Yordanis Gil, guitarrista tunero; Seoanet
Luque, joven activista; Gladys Fernández, madre de Antonio Rodiles,
principal coordinador del proyecto Estado de SATS.

No hay puesta en escena, salvo el espectáculo ofrecido por los
instigadores del miedo y el espanto. Queda la fuerza, el peso de la
palabra desnuda, bien dicha, como cámara de ecos. Son palabras que no
dejan de moverse, de viajar a través del recuerdo. Las voces condensadas
de una crónica que va más allá de los días 10 y 11 de diciembre de 2013
para narrar las raíces de la intransigencia política, la marginación y
crueldad de la guerra entre civiles desatada hace más de medio siglo por
los vencedores del batistato. Pero la guerra ya no es lo que era en los
iniciales años 60. Ahora se trata de la epopeya de gente desarmada
frente a los des-almados, mezquinos, sórdidos interesados en
nacionalizar la violencia como método inasequible a los acuerdos.

En sus 48 minutos de puro testimonio, vemos dignidad y entereza en los
entrevistados. Acosados y reducidos al silencio como manera de
sobrevivir, empeñados en una esforzada, tenaz, paciente, solidaria y
hermosa aventura contra la intolerancia y el odio, tienen la certidumbre
de que “la libertad del ciudadano es el fin único de todas las leyes”.

Audio real, banda sonora ambiental, con Carlos Puebla de colofón en una
única y explícita canción al repudio: “metralla, mucha metralla para la
conspiradera. Al que asome la cabeza duro con él, Fidel, duro con él”.

En la balanza

Divorciados de todo límite ético, en su modalidad de acción personal y
colectiva, los “mítines” o “actos de repudio” reproducen los patrones de
autoridad moral, persecución ideológica y castigo de herejías propios de
la Edad Media. En su juego de exclusiones, maledicencia, delaciones,
odio desmesurado, radica esa “pérdida de valores” tan lamentada por la
oficialidad. Puestas en la balanza, la fe y el temor, “carguemos de una
vez con nuestras piedras, aquellas que también lanzamos contra la
conciencia”. Nos preguntamos: en un escenario posible y deseable de
transición pacífica, ¿podrán ser olvidados?

Source: Un retrato de los ‘actos de repudio’ | Diario de Cuba –
http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1393490789_7355.html

Tags: , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
February 2014
M T W T F S S
« Dec   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives