Ladies in White

Publicado el jueves, 05.13.10
Un capítulo que debemos cerrar
By HUGO CANCIO

La campaña Cuba Represión ID; auspiciada por 4 abogados cubanoamericanos
y por el Programa “A Mano Limpia'', conducido por el periodista
dominicano Oscar Haza, no dudo haya comenzado como una gestión de buena
voluntad, pero tal parece que los autores intelectuales de esta gestión
y sus auspiciadores: Miguel Cossío y América TeVe, en su afán de dar a
conocer públicamente su obra, y tal vez ciegos por la pasión u otros
factores de conveniencia personal, no analizaron ni midieron
detenidamente las posibles consecuencias de su mal elaborado plan.
Generación Cambio Cubano, en su nota publicada en nuestra página web,
llama esta gestión por lo que realmente es: una cacería de brujas.

Cuba Represión ID, que ahora comienza por identificar vagamente a
quienes se oponen a las marchas pacíficas de las , tal
vez sin proponérselo, es una invitación directa a lo que todo cubano de
noble corazón debe evitar a toda costa: “la pasadera de cuentas''. Esta
operación abre una caja de Pandora, un hueco negro sin fondo en nuestra
historia; incita a desempolvar malos recuerdos de hechos que marcaron
nuestras vidas. No todas las víctimas (por cierto de ambos lados), los
humillados, los ultrajados, los golpeados, han tenido la oportunidad de
que sus victimarios hayan sido captados en cámaras y que sus fotos
aparezcan identificadas por una página web; muchos llevan esas imágenes
plasmadas en los archivos de sus memorias. No todas las víctimas
tuvieron, tienen, o tendrán la dicha de ser protegidos por prominentes
abogados cubanoamericanos y auspiciados por un poderoso canal de
televisión y su director de noticias. Me pregunto cómo y cuándo cerramos
este capítulo. La lista sería muy larga y no tan sólo debería incluir al
del empujón, a los manos largas, sino también al tira huevos, al del
bayonetazo, al que se dañó sus cuerdas vocales gritando “escoria'' y
“vendepatria'', al que firmó mi prohibición de entrada a Cuba por siete
años, al que tiró piedras y huevos, y que gritó insultos durante el
concierto de Los Van Van en el Miami Arena; y a algunos de los invitados
del programa A Mano Limpia de América TeVe.

¿Tiene credibilidad en esta gestión de identificación por el “bienestar
del pueblo cubano'' la participación de un programa que invita a ex
miembros del mismo gobierno y aparato represivo que acusa? ¿Tiene
credibilidad en esta gestión de identificación la participación de un
canal que tiene en su propia nómina a el ex secretario del actual
de Cuba, Sr. Raúl Castro Ruz, el mismo que ese
canal gasta recursos desprestigiando?

A propósito, Cossío, no veo en la lista de estos prominentes abogados ni
en la página web del canal 41 de América TV las fotos de los señores
Orlando Bosch y Posada Carriles. Estas personas, al igual que muchas
otras que viven en nuestra comunidad, ¿no le han hecho daño también al
pueblo de Cuba? ¿No es éste el propósito, identificar a todos aquellos
que han lastimado a nuestro pueblo, a nuestros familiares o a nuestros
amigos? Tal vez ustedes los lectores de esta nota deberían preguntarle a
los propulsores de esta gestión.

Repasemos el artículo de la página de opiniones escrito por el director
de noticias de América TeVe, Miguel Cossío, y publicado el sábado 8 de
mayo bajo el título Cuba Represión ID. Cossío plantea: el objetivo
esencial de Cuba Represión ID es persuadir a las turbas y contribuir a
detener los mítines de repudio. Cossio continúa: el fin es avergonzar a
los peces chiquitos para que los peces grandes lo piensen dos veces
antes de soltarlos al mar negro de la represión, la campaña no es una
cacería de brujas sino una respuesta moral, una forma de crear
conciencia dentro y fuera de Cuba.

¿Qué credibilidad atribuirle a estos comentarios cuando en numerosas
ocasiones se ha dicho en este mismo canal que al cubano de a pie se le
reprime su derecho a obtener información y no tiene acceso a la
y la televisión satelital? El amigo Cossío se contradice o es un
presuntuoso al pensar que el cubano de a pie, ese mismo que no tiene
acceso libre a la información, la Internet y la TV satelital, sí tiene
acceso exclusivo a la página web de América TeVe y al programa que él
dirige. ¡Cossío, por Dios!

¿Creen ustedes que la gestión Cuba Represión ID que auspicia y defiende
el director de noticias de América TeVe y su canal, está contaminada o
motivada para ganar audiencia o para proteger al pueblo cubano?

Cossío también dice en su artículo: ser el ojo crítico de la sociedad
ante la violación de tan elementales como la
de expresión, de movimiento y de asociación es una de las funciones
principales de la prensa. De acuerdo contigo, amigo Cossío, entonces:
¿estarían usted, Cossío, y su canal América TeVe dispuestos a comenzar
una campaña en contra del , que tanto daño le hace a nuestro
pueblo? ¿Estaría usted, Cossío, y su canal América TeVe dispuestos a
iniciar y auspiciar una campaña para que se levanten las restricciones
de viajes a Cuba de los ciudadanos norteamericanos para que así puedan
viajar libremente a Cuba? Esta gestión no favorece también los derechos
humanos y la libertad de movimiento ciudadano?

Cossío, chispeado de suspicacia, para no decir mala intención, trata de
manipular al lector de su artículo cuando dice: “Ojo, así mismo el
gobierno de Cuba llama a toda observación crítica de parte de medios
internacionales sobre lo que acontece en la isla''. Entonces se pone el
sombrero de agricultor inocente y una vez habiendo sembrado la semilla
de la duda sobre mi persona dice: “y no por ello acuso a Hugo Cancio y
compañía de, por cierta conveniencia política, querer imprimirle a este
debate una carga de relativismo moral''. Miguel Cossío, falla usted en
su intento de identificarme tan sutilmente como un vocero del gobierno
cubano.

Salí de mi país (o me trajeron) a la edad de 15 años; es decir, apenas
me dio tiempo a marchar u obtener el carnet de la Unión de Jóvenes
Comunistas. A diferencia de usted, no me dio tiempo a ser “hijo de
papá''. Ningún miembro de mi familia ha formado parte de las Fuerzas
Armadas, o del Ministerio del Interior. Mi familia, Cancio por parte de
padre y Morúa por parte de mi madre, está bien identificada, todos
fueron y son músicos, poetas y locos, como dice el dicho. Ahora, Cossío,
me pongo su mismo sombrero y al igual que usted peco y pregunto: ¿por
qué apoya Miguel Cossío esta gestión? ¿Está su familia libre de pecados?

Cossío también en su artículo intenta darnos una lección de análisis y
analogías cuando dice: “en la se enseña que a la hora de las
comparaciones primero hay que establecer si existen o no semejanzas
entre las cualidades y los aspectos relevantes de los sujetos u objetos
a examinar''. En 1964, cuando yo nací, ya habían pasado 5 años del
triunfo de la revolución. Me cuentan que al llegar a La Habana los
barbudos revolucionarios comenzaron de inmediato a identificar a los
abusadores de la dictadura del gobierno de Fulgencio Batista; según me
cuentan, éstos, en su gestión justiciera, iniciaron un proceso de
juicios y fusilamientos. Lo que sé lo aprendí durante mis estudios en mi
país y por libros de historia publicados por la revolución cubana. Al
llegar al exilio he leído libros que contradicen el aprendizaje de mi
niñez, que entre los fusilados y encarcelados, hubo muchas víctimas,
gente inocente. Hoy a mis 46 años, me queda claro que la víctima de
estos tiempos es esta nueva generación de cubanos que ha quedado
atrapada en un fuego cruzado, me queda claro que en nuestra historia
ninguna de las partes tiene la verdad absoluta, todos hemos sido
víctimas y victimarios de alguna forma. Cossío, yo digo no a tu gestión
y exhorto a estos prominentes abogados a comenzar una campaña de
identificación, la única campaña de identificación que sí arrojará
resultados; y es la de identificar a cubanos de buena voluntad, exhortar
a todos los cubanos de ambos lados a que echemos a un lado nuestra
diferencias políticas e ideológicas, a que salgamos de las trincheras y
apaguemos la llama del rencor, el dolor y la venganza. Sólo así podremos
lograr lo que todos los cubanos queremos: unidad, reconciliación
nacional, el bienestar de nuestro pueblo y la prosperidad de nuestro país.

Generación Cambio Cubano no se opone a que se haga justicia a aquellos
que han cometido crímenes probados en contra de nuestro pueblo dentro y
fuera de la isla; quienes cometen estos delitos llevarán en su
conciencia el peso de la inmoralidad y la justicia. El plan Cuba
Represión ID no hace justicia; todo lo contrario, abre caminos y
senderos a la injusticia, a la revancha, a la venganza interminable, la
chivatería incontenible, la separación, y la división de los cubanos.
Cossío y compañía, rectifiquen, ¿a dónde llegamos con todo esto?… Aún
es tiempo.

Director y Fundador, Generación Cambio Cubano.

http://www.elnuevoherald.com/2010/05/13/v-fullstory/717689/hugo-cancio-un-capitulo-que-debemos.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
May 2010
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives