Ladies in White

El valor de la perseverancia
Jorge Olivera Castillo, Sindical Press

LA HABANA, CUBA, mayo (www.cubanet.org) – El error a la hora de
encontrar los verdaderos propósitos de una acción determinada, es algo
muy natural, más en Cuba, donde el hermetismo y la puntual combinación
de lógica e irracionalidad en el proceso de la aplicación de políticas,
son factores que frenan la capacidad de acercarse a valoraciones
objetivas acerca de cualquier asunto de interés.

Por intermedio del Cardenal Jaime Ortega, tras una gestión personal ante
las máximas autoridades del gobierno, llegó el anuncio que pone fin a
los bárbaros hostigamientos, coordinados por la policía política y con
autorización al más alto nivel gubernamental, contra las .

Valdría preguntarse, cuáles propósitos se esconden tras un compromiso
que antagoniza con la proverbial arrogancia de la élite de poder,
siempre dispuesta a aplicar el máximo rigor hacia las acciones de
desobediencia civil, u otras que rompan con el orden establecido por las
instancias pertinentes?

¿Debilidad? ¿Serán las tibias señales de un acuerdo tras bambalinas
con el clero católico, que desemboque en algunas dádivas, como la
liberación de presos políticos enfermos? ¿Esta moratoria en el acoso a
las Damas de Blanco no responderá a una táctica, con tal de recomponer
la imagen internacional para centrarse en otros objetivos represivos de
menor costo mediático? Es muy difícil desentrañar la esencia de lo que
ha tomado por sorpresa a muchos cubanos y extranjeros, con
preocupaciones en relación a la problemática interna.

Los más optimistas creen en un paulatino, más bien en un discretísimo
descongelamiento de la situación, como base para ulteriores cambios de
mayor calado, dependientes de la desaparición física de los hermanos
Castro, o la pérdida de sus facultades de mando a causa de enfermedades
o debido a una merma importante de su capacidad intelectual. Ambos
cuentan con edades donde es enteramente factible esperar cualquiera de
estos desenlaces.

También se destacan las premoniciones de que se trata de otra jugada sin
nada que ver con un paso hacia la reformulación profunda de conceptos, y
que podría estar en sintonía con la dinámica de un proceso a culminar en
una limitada liberación de prisioneros de conciencia, políticos e
incluso comunes, aquejados de graves enfermedades.

Obviamente que la gama de los registros interpretativos es amplia,
respecto a los sucesos presentes y futuros, originados a partir de la
controvertida decisión de detener los asedios a la organización,
compuesta por esposas, madres e hijas de disidentes arrestados y
condenados a largas penas de prisión en marzo de 2003.

Especular sobre un asunto plagado de complejidades, se inserta en una
reacción natural que podría tener sus aciertos, pese a la carencia de
información y otros referentes necesarios para alcanzar valoraciones con
la menor cantidad de hojarasca.

Al escarbar en los motivos de la tregua gubernamental en su odio público
hacia las Damas de Blanco es oportuno recordar que nada sucede de
manera gratuita. Las apariencias suelen ser engañosas. El perdón
concedido gracias a los oficios del Cardenal, es parcial. Las Damas de
Blanco podrán realizar sus caminatas, sin ser molestadas por las turbas,
solo durante el mes de mayo. Veremos si se extiende el plazo o si se
viola el pacto antes de que termine el período de gracia.

De todas formas, quizás en el transcurso del presente año se despejen
esta y otras incógnitas. Por el momento, según mis modestas
apreciaciones, las Damas de Blanco han una batalla. La guerra
continúa.
oliverajorge75@yahoo.com

http://www.cubanet.org/CNews/y2010/mayo2010/18_C_2.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
May 2010
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Recent Posts
We run various sites in defense of human rights and need support with paying for servers. Thank you.
Archives